Estudios Antropológicos y de Ordenamiento Urbano Parte I – Urbanismo


urbanismo

“Sin recursos naturales, la arquitectura y las ciudades no existirían y sin seres humanos la arquitectura y las ciudades no tendrían sentido”

Jen Valentino


El presente articulo es la primera parte de una serie de cinco acerca del urbanismo.

¿Qué es el urbanismo?

El urbanismo es una pieza interesante para la antropología, una disciplina que busca comprender en su complejidad el fenómeno humano. Tal como dice el antropólogo materialista Marvin Harris (1981) «La antropología es el estudio de la humanidad, de los pueblos antiguos y modernos y de sus estilos de vida. Las diferentes ramas de la antropología se centran en distintos aspectos de la experiencia humana».

¿Pero quién dio origen al urbanismo? El urbanismo surge cuando el arquitecto, planificador urbanístico, matemático, meteorólogo y filósofo Hipodamo de Mileto, hizo el plan urbanístico de El Pireo, el puerto de Atenas, sobre una cuadrícula que ahora se conoce como hipodámica, por lo cual es considerado el primer urbanista de la historia. De manera análoga, el término «urbanismo» procede de la palabra latina urbs cuyo significado es «ciudad». Sin embargo, el concepto de urbanismo es diverso y todo depende de la perspectiva de cada autor.

La Real Academia Española (RAE) define al urbanismo como el conjunto de conocimientos relativos a la planificación, desarrollo, reforma y ampliación de los edificios y espacios de las ciudades. Mientras para Ildefonso Cerdá Suñer (1868), creador de la urbanística, considera la urbanización como la ciencia y el arte de la ordenación urbana.

En 1949, la ONU declaro que cada 8 de noviembre se celebraría el día mundial del urbanismo.


El origen de las ciudades un punto importante para el urbanismo

Toda historia tiene un comienzo y la prosperidad de las ciudades comienza con el surgimiento y evolución del ser humano. Al principio de los tiempos nuestros ancestros eran nómadas y se desplazaban continuamente para garantizar su supervivencia.

Pero como toda historia al avanzar el tiempo la humanidad también fue evolucionando y es así como las comunidades que un día fueron nómadas, dieron paso a las primeras comunidades sedentarias. Sin embargo, la transformación no siguió un camino lineal, existieron retornos al nomadismo y muchos intentos fallidos por crear asentamientos.

Aun así, con el descubrimiento de la agricultura, los seres humanos abandonaron su identidad de cazadores-recolectores y crearon las primeras ciudades en los valles crecientes de Asia Menor. Según estudios arqueológicos, el surgimiento de las primeras ciudades data de hace unos 10.000 años antes de la era cristiana (Rodríguez, 1999).

A medida que las ciudades producían excedentes de alimentos, herramientas, utensilios y otros productos básicos, se abrió la posibilidad del comercio e interacción a grandes escalas. Con el vigoroso desarrollo del comercio también se fue desarrollando la tecnología continuamente.

urbanismo

De tal manera que la ciudades modernas que hoy conocemos, no existieron sino hasta la Revolución Industrial, cuando la tecnología a gran escala permitió a las ciudades expandirse e integrarse.


¿Pero qué es una ciudad?

Los grandes pensadores definieron el concepto de ciudad de diferentes maneras dependiendo el contexto histórico-cultural en el que fue expresado. La Real Academia Española (RAE) la define como un conjunto de edificios y calles, regidos por un ayuntamiento, cuya población densa y numerosa se dedica por lo común a actividades no agrícolas.

urbanismo

Para el filósofo Aristóteles «Una ciudad es un cierto número de ciudadanos, de modo que debemos considerar a quién hay que llamar ciudadanos y quién es el ciudadano. Llamamos, pues, ciudadano de una ciudad al que tiene la facultad de intervenir en las funciones deliberativa y judicial de la misma, y ciudad en general, al número total de estos ciudadanos que basta para la suficiencia de la vida»(Palazón, 2016).

Por otro lado, en el siglo XVII Richard Cantillon se convirtió en el primer economista teórico en imaginar el origen de la ciudad y la definió de tal manera: «Si un príncipe o un señor fija su residencia en un lugar grato, y si otros señores acuden allá y se establecen para verse y tratarse en agradable sociedad, este lugar se convertirá en una ciudad» (Vázquez, 2010).


Así como surgieron las primeras ciudades en los valles crecientes de Asia Menor, también florecieron las primeras ciudades Mexicanas

La primera ciudad de México fue Teotihuacan, la ciudad de los dioses y uno de los centros arqueológicos más impresionantes del mundo, Habitada desde el 100 a. C. hasta alrededor del 650 d.C. Posteriormente en el 500 a. C nació la ciudad de Cholula una de las ciudades más antiguas de todo el continente americano y aun habitada. Su nombre es de origen náhuatl y significa;«Agua que cae en el lugar de huida». Cholula se convirtió en una ciudad sagrada durante varios siglos (Magazine, 2016).

Mas tarde, se estableció en el año 524 la ciudad de Ejutla. Cuando Meneyadela se asentó con zapoltecos. Su nombre, derivada de la lengua náhuatl y significa «Donde abunda el ejote».

Seguidamente en el año 550 la ciudad de Izamal fue fundada por la gente de Itzá. Su nombre en maya significa «Rocío en el cielo» pero también se le conoce como « La ciudad de las Tres Culturas». Inmediatamente en el año 713 la ciudad de Tula fue fundada . Su nombre, proviene del vocablo náhuatl tollan que significa «Junto al tular». La ciudad de Tula sirvió de asentamiento de los toltecas (Magazine, 2016).


Con el desarrollo de las ciudades, ¿Cómo se refleja el crecimiento de la urbanización mundial entre 1950 y 2030?

En el 2015, The Economist elaboro un mapa con datos de la ONU que muestra cómo se clasifican las ciudades según su población entre los años 1950-2030. Lo describió a través de siete categorías permitiendo clasificar las ciudades en: población rural, área urbana, ciudades muy pequeñas, ciudades pequeñas, ciudades medianas, ciudades grandes y megaciudades.

De acuerdo con los datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para 2030, alrededor del 9% de la población mundial vivirá en megaciudades, es decir, áreas urbanas con una población de más de 10 millones. Para esta fecha, este 9 por ciento de la población mundial se concentrará en 41 megaciudades, de las cuales 29 estarán solo en Asia, seguido por América con 8. En tanto, África mantendrá el acelerado crecimiento urbano de los últimos años y también tendrá megaciudades (The Economist, 2015).

© The Economist
© The Economist

¿Cuáles son los problemas y los restos a los que se enfrentaran las ciudades del futuro con el desarrollo del urbanismo?

Con la aparición de las ciudades, también surgió la planificación urbana, proceso que se desarrolló con el tiempo y se estima que para el año 2050 la mitad de la población mundial ya vivirá en ciudades. Sin embargo, las ciudades combinan los dos problemas más urgentes del mundo actual: la pobreza y la degradación ambiental (National Geographic. 2010). Por tal motivo, el crecimiento excesivo de las comunidades urbanas es una de las tendencias demográficas más importantes del siglo XXI y se convertirá en una tendencia futura. Enfrentándose las ciudades durante los próximos años a retos como (Bouzas, 2019)

  • Impedir la degradación medioambiental.
  • Gestionar el consumo de recursos.
  • Impedir la desigualdad social.
  • Poner la tecnología al servicio de la ciudad.
  • La red de transporte como garante de calidad de vida.

Urbanismo
urbanismo

Referencias

  1. Palazón Botella, M. D. (2016). Urbanismo, concepto y definición.
  2. Harris Marvin (1981), Introducción a la antropología general. Alianza Universal Textos.
  3. Vázquez, F. M. (2010). La ciudad como modelo de planificación en la ordenación territorial.Ciencias Espaciales,3(2), 39-58.
  4. Rodríguez, J. R. (1999). El palimpsesto de la ciudad
  5. Magazine Historia. (2016). Las ciudades más antiguas de México.
  6.  National Geographic. (2010).Amenazas de la urbanización.
  7. Bouzas Blanco, V. (2019). Grandes retos para las ciudades del futuro.
  8. The Economist. (2015). Urbanización y auge de la megaciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *